LA ÚLTIMA PALABRA EN NEGOCIACIÓN